Saturday, 25 October 2014

El Consejero de Australia responde


Del Corral justifica la disminución del presupuesto para emigración por el descenso del número de beneficiarios de prestación por razón de necesidad y asistencia sanitaria”
“La secretaria general de Inmigración y Emigración explicó en el Congreso que la reducción se debe a causas naturales, fallecimientos, y a la mejora de la cobertura social en los países de residencia.” http://www.espanaexterior.com/seccion/61-Emigracion/noticia/342751 (España Exterior)

He leído en la prensa de la emigración las declaraciones de Marina del Corral. Esas declaraciones necesitan y merecen una respuesta por parte de los que nos encontramos fuera, en la emigración.
Personalmente, no me encuentro capacitado para pronunciarme a favor o en contra de lo que la Secretaria mantiene en sus declaraciones ya que no poseo suficientes conocimientos al respecto. No sigo el desarrollo presupuestario de nuestro gobierno con suficiente atención para contrarrestar inteligentemente las declaraciones de la Secretaria.
Quisiera, sin embargo, hacer unas observaciones que espero sean pertinentes y ayuden a entender la frustración que a veces sentimos los emigrantes cuando nos enfrentamos a declaraciones como las que estamos tratando. No se trata siempre de dólares (o euros) y céntimos. A veces, muchas veces, se trata simplemente de gestos. Es la diferencia entre ¿Cómo gastamos una ayuda de $10.000 en Australia? o ¿Qué estamos haciendo en Australia por nuestros emigrantes?
Me explico. A título de ejemplo usemos el detalle de la misma Marina del Corral quien, encontrándose de visita en Melbourne el pasado 9 de septiembre acompañando a la Ministra Fátima Bañez que viajó a esa ciudad para atender una reunión de ministros de empleo como parte del G20, pidió reunirse con representantes de la comunidad española. Considerando que solo iban a estar un día y medio en Melbourne y que aterrizaron a las cinco de la mañana y que para las ocho y media de la mañana ya estaba escuchando las quejas y reivindicaciones de la comunidad española de Melbourne, pienso que hizo un gran esfuerzo. El efecto en la comunidad fue visiblemente positivo y no le costó ni un euro al gobierno!
Veamos por otro lado lo que sucede normalmente. En la actualidad en Australia tenemos un embajador, tres cónsules y un montón de representantes de varios ministerios y el Instituto Cervantes. Pero, por regla general, brillan por sus ausencias, “no se les ve el pelo”.
Hace unos veinticinco años tuvimos un embajador en Canberra que sabía algo de sus obligaciones como representante máximo de la comunidad y de cómo “relacionarse” con esta. Solía venir al club español una vez a la semana, los sábados o domingos, se tomaba un café y charlaba con todo el mundo y hasta se echaba una partida de domino con los “viejos de la comunidad”. Posiblemente el hecho de que era de Murcia tendría algo que ver con su comportamiento. Como quiera que sea, el efecto terapéutico en la comunidad de esas visitas era estupendo, la gente se sentía arropada. Eso no se puede medir en dólares o euros.
En otras palabras, se demuestra que no es siempre necesario ni critico gastar dinero o aumentar la cuantía ya adjudicada, si no de usar mejor los recursos existentes, en particular las personas físicas que nos representan.
Una “partida de domino” con el embajador a veces ayuda más a a la comunidad y consigue más que $10,000 de subvención.
Bueno eso es todo. Esperemos que Marina del Corral mantenga siempre esa actitud que mostró durante esa breve visita a Melbourne y, si le sobran unos euros, se acuerde de nosotros en las antípodas. Aprovecho estas líneas para ofrecer nuestra bien conocida hospitalidad australiana al director general de Migraciones Don Aurelio Miras Portugal a ver si se anima a visitarnos.
Juan Rodriguez
Consejero por Australia al CGCEE

No comments:

Post a comment